20 de noviembre: Día Universal de la Infancia

Soy una madre afortunada y todos los días doy gracias a la vida porque mis hijos están sanos y tienen sus necesidades cubiertas. Desgraciadamente este no es el caso de millones de niños y niñas en el mundo. Un alarmante porcentaje de la infancia mundial sufre calamidades relacionadas con la alimentación, la educación, la salud, la higiene, la vivienda y la situación familiar.

Los niños/as son las personas más indefensas de este planeta y los adultos tenemos la obligación ineludible de velar siempre por la protección y cumplimiento de sus derechos.

Así que hoy, 20 de noviembre, con motivo de la celebración del Día Universal de la Infancia, quiero que nos concienciemos sobre la necesidad e importancia de que conozcamos los derechos de los niños/as y adolescentes para que asumamos el compromiso de salvaguardarlos y, además, podamos concienciar a nuestros hijos/as sobre ello ¡No podemos permitir que nuestros pequeños/as vivan ignorando la dramática realidad que diariamente sufren muchísimos menores de 18 años en multitud de países!

Aquí les comparto los 10 derechos infantiles que resumen los 54 artículos de una convención que fue aprobada como tratado internacional de derechos humanos el día 20 de noviembre de 1989:

  1. Derecho a la igualdad sin ser discriminados por motivos de raza, sexo, género, cultura, nacionalidad o religión.
  2. Derecho a una protección que vele por su desarrollo a nivel físico, emocional, psicológico, cognitivo, afectivo, moral y social.
  3. Derecho a tener un nombre y una nacionalidad. Una vez que nace un bebé, es obligación de los padres registrar su nacimiento de forma oficial con el fin de que su hijo goce de una identidad que facilitará su integración en la sociedad.
  4. Derecho a gozar de una alimentación, vivienda y atención adecuada. No podemos permitir bajo ningún concepto que un niño/a muera de sed y de hambre. Todos los niños/as deberían vivir dignamente bajo un techo, bien alimentados y en condiciones óptimas de higiene y vestido.
  5. Derecho a la educación gratuita. Es lamentable que haya niños/as que no puedan ir a la escuela y estén tirados en la calle y haya otros que estudien en la intemperie o en módulos prefabricados sin material escolar tan básico como lápices, cuadernos y libros.
  6. Derecho a jugar. Los niños/as son niños/as, no pretendamos que vivan como adultos. Necesitan jugar para desarrollarse, crecer, aprender y divertirse.
  7. Derecho a la integración. Los niños y niñas que presentan necesidades educativas especiales debido a su discapacidad física o mental, tienen derecho a recibir cuidados especiales que faciliten su integración en la sociedad.
  8. Derecho a ser protegidos, amados y comprendidos por una familia y la sociedad.
  9. Derecho a recibir ayuda prioritaria en caso de catástrofes.
  10. Derecho a ser protegidos contra el abandono, la explotación laboral, bélica (niños soldado) o sexual y el maltrato. Desgraciadamente, los pequeños/as que viven situaciones de pobreza son el blanco más fácil de la trata humana.

Para ayudarte en tu cometido de inculcar en tus hijos/as los derechos de la infancia, te propongo estos consejos:

  1. Explícales cada derecho con un lenguaje claro y sencillo adaptado a su nivel madurativo. Si tus niños/as son pequeños/as, estos recursos pueden resultarte útiles:
  • Canción “Yo quiero…” :
  • Vídeo animado de  UNICEF sobre los derechos de los menores:

2. Incúlcales valores relacionados con la solidaridad y la generosidad. Enseña a tus niños/as a valorar lo que tienen (son unos privilegiados), a ser agradecidos y  empáticos. Es importante que nuestros hijos/as aprendan a ponerse en  el lugar de aquellos que viven situaciones desfavorecidas y se despierten en ellos su espíritu  comprensivo y solidario  hacia los más necesitados.

3. Involucraos en la protección de los derechos de la infancia y adolescencia colaborando en comedores sociales y  aportando vuestro granito de arena en ONGs y/o fundaciones sin ánimo de lucro como son, entre otras, Cruz Roja,  UNICEF, Manos Unidas, Médicos Sin Fronteras, Ricky Martin Foundation, Global Gift Foundation, Save The Children, Aldeas Infantiles, etc.

4. Si vuestra situación económica os lo permite y lo deseáis, podéis también apadrinar a un menor aportando una    pequeña cuota mensual con la que se cubrirá alguna de sus necesidades básicas.

5. Participad en campañas de donación de juguetes, alimentos, ropa, material escolar, etc. Estaréis haciendo mucho bien a los niños más necesitados.

Y tú y tú familia, ¿cómo contribuís a proteger los derechos de los niños/as? Cuéntanoslo.

mm
Vanessa Rodríguez

Vanessa Rodríguez es una mamá española de dos hijos, maestra de Educación Infantil y Primaria, licenciada en Pedagogía y titulada como formadora de formadores. Las áreas relacionadas con las dinámicas de relación personales infantiles, TICs aplicadas a la Educación, convivencia escolar, didáctica del juego infantil, educación para la salud, tutorización profesional en el prácticum de estudiantes universitarios (Infantil y Primaria) y creación de blogs educativos con Blogger, son parte de su formación permanente. Le apasionan los temas relacionados con la educación emocional infantil, la creatividad y el juego, las escuelas de padres, las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación aplicadas a la Educación, el mundo de los cuentos infantiles y la lectoescritura, entre otros. En la actualidad trabaja como docente en un colegio público de Andalucía y comparte sus experiencias sobre educación y crianza en Piccolo Universe desde la perspectiva de madre y maestra.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.