A qué suelen tener miedo los niños y cómo ayudarles a superarlo

El miedo es la sensación de angustia que se apodera de nosotros y actúa como mecanismo de defensa de nuestro cuerpo cuando sentimos que nos encontramos ante situaciones peligrosas, ya sean amenazas reales o imaginarias.

En la infancia el miedo forma parte del proceso natural de desarrollo del niño. A edades tempranas los pequeños no tienen suficiente experiencia vital como para comprender el mundo que les rodea y sienten miedo especialmente ante lo desconocido o ante aquellas situaciones desagradables ya vividas que temen volver a repetir (picadura de un insecto, caída, etc.). A medida que van creciendo amplían su conocimiento y adquieren experiencias derivadas de su interacción con el medio en diversidad de situaciones que les ayudarán a ir superando sus temores de forma espontánea.

De acuerdo a los estudios del psicólogo Francisco Xavier Méndez, autor de ‘Miedos y temores en la infancia: ayudar a los niños a superarlos’, y a otros autores especializados en temores infantiles, nos encontramos con que los miedos evolutivos más comunes son:

Durante el primer año: ruidos estridentes inesperados (portazo, el sonido del secador de pelo o de la batidora, etc.) y personas extrañas.Hasta los seis años: miedo a separarse de sus padres, perderse en algún lugar. Les da miedo la oscuridad, los fenómenos naturales (tormentas, terremotos, inundaciones,…), los animales y los seres imaginarios (monstruos, alienígenas, fantasmas, etc.).

De los seis años hasta los 12 años aproximadamente: entre los 6 y los 9 años los niños tienen miedo a la muerte o al dolor producido por la enfermedad o un accidente, a los médicos, etc. A medida que crecen, entre los 9 y 12 años los niños comienzan a desarrollar un miedo de carácter social relacionado con su temor al ridículo, al suspenso de asignaturas o a conflictos en el seno familiar que pueden provocar la separación de los padres.

De los 12 a los 18 años los miedos están relacionados con la autoestima del niño y sus relaciones sociales (miedo al rechazo social, miedo a no cumplir las expectativas que los demás tienen de él, temor a no alcanzar ese prototipo de imagen ideal que impera en la sociedad, etc.).

Orientaciones generales para ayudar a nuestros hijos a superar sus miedos:

El primer paso para que nuestro hijo supere su miedo es conseguir que se enfrente a él de forma progresiva y sin forzarle. Para ello es conveniente que le ayudemos a identificar su miedo, expresarlo y gestionarlo. Seamos pacientes y comprensivos. A través del juego y del dibujo podemos conseguir que nuestros hijos exterioricen sus temores.

Leamos a nuestros niños cuentos que estén relacionados con sus miedos. En el sitio web “Club Peques Lectores” podemos encontrar 10 cuentos infantiles para 10 miedos comunes en la infancia (oscuridad, monstruos, separación, seres imaginarios, animales, fenómenos naturales, extraños, ridículo, enfermedad y muerte).

Cuando los niños son muy pequeños no pueden expresar verbalmente lo que les atemoriza por lo que debemos estar alerta a las señales que manifiestan para poder ayudarles: temblor, llanto, gritos, palidez, respiración agitada, sudor, aceleración del ritmo cardíaco, etc. Cuando esto ocurra debemos abrazar al niño, darle nuestra mano, decirle palabras tranquilizadoras, etc.

Desarrollemos la autonomía e independencia de nuestro hijo a la vez que reforzamos positivamente su autoestima y fomentamos su autoconfianza. Los niños que están demasiado apegados a los padres suelen sentir miedo cuando han de hacer algo por sí solos porque piensan que van a fracasar y ser juzgados. Démosles pequeñas responsabilidades y confiemos en sus capacidades para que sientan que pueden hacer las cosas por sí mismos. Esto les ayudará a vencer sus miedos.

Cuando nuestro hijo tenga miedo nunca lo ridiculicemos y restemos importancia al sentimiento de angustia que experimenta. Pongámonos en su lugar, seamos conscientes de que realmente lo está pasando muy mal y enseñémosle estrategias que le ayuden a superar sus temores.

Propiciemos un ambiente de serenidad y enseñemos a nuestro hijo mensajes tranquilizadores que él pueda repetirse a sí mismo para afrontar sus temores (“Todo va a estar bien”, “No corro peligro”, Yo puedo hacerlo”, etc.).

Procuremos no exponer a nuestro niño a noticias trágicas como accidentes, catástrofes naturales, terrorismo, etc., especialmente si es muy pequeño. Revisemos la programación televisiva y no dejemos que vean tampoco películas o dibujos de miedo u otros contenidos que puedan causarle pesadillas.

Expliquemos a nuestros niños con un lenguaje claro y adaptado a su nivel de comprensión las situaciones que le provocan miedo para hacerle ver que no corre peligro. Conversemos sobre los animales, los fenómenos naturales, la oscuridad, etc.
Seamos un ejemplo para nuestros hijos. Ellos aprenderán a gestionar sus temores de acuerdo a lo que han aprendido de nosotros.

Si vemos que nuestro niño no logra superar sus miedos a pesar de nuestros esfuerzos por ayudarle, es necesario que recurramos a un especialista en psicología infantil.

Y tú, ¿cómo ayudas a tu hijo a superar sus miedos? Cuéntanoslo.

Vanessa Rodríguez

Vanessa Rodríguez es una mamá española de dos hijos, maestra de Educación Infantil y Primaria, licenciada en Pedagogía y titulada como formadora de formadores. Las áreas relacionadas con las dinámicas de relación personales infantiles, TICs aplicadas a la Educación, convivencia escolar, didáctica del juego infantil, educación para la salud, tutorización profesional en el prácticum de estudiantes universitarios (Infantil y Primaria) y creación de blogs educativos con Blogger, son parte de su formación permanente. Le apasionan los temas relacionados con la educación emocional infantil, la creatividad y el juego, las escuelas de padres, las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación aplicadas a la Educación, el mundo de los cuentos infantiles y la lectoescritura, entre otros. En la actualidad trabaja como docente en un colegio público de Andalucía y comparte sus experiencias sobre educación y crianza en Piccolo Universe desde la perspectiva de madre y maestra.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>