Fiestas: que la obsesión por comprar no te haga olvidar de lo más importante

A poco tiempo de Navidad, la mayoría de las personas nos encontramos corriendo de un lado a otro, asistiendo a fiestas de fin de año y por supuesto, haciendo compras para las celebraciones. Pensar que desde octubre nos bombardean con comerciales, emails y avisos con ofertas, descuentos, etc.  Pareciera que todo gira en torno a las compras, el centro comercial  y los regalos.

Pero en realidad, sabemos que las fiestas (más allá de la religión que practiquemos), son mucho más que unas semanas para gastar, consumir y comer en exceso. Son también días para manifestar nuestra gratitud, pensar en los que están solos, dar nuestro tiempo libre y valorar lo que ya tenemos. Y ésto último es lo que realmente hace al espíritu de las fiestas.

Estas son algunas formas en la que podemos bajar una marcha en la maratón de compras y regalos y en vez de  terminar el año con los bolsillos vacíos, cerrarlo con los corazones llenos.

. Dona tiempo, dinero, conocimiento: es probable que sientas que te falta tiempo para todo por estos días, pero es importante y valioso hacerse de unas horas para acompañar a quienes más lo necesitan. Este es el momento de donar tu tiempo para preparar una comida para un vecino en necesidad o para enseñarle a alguien cómo preparar una cena navideña con poco dinero, por ejemplo. También es una oportunidad perfecta para que tu familia haga algún voluntariado.

.Visita a los enfermos: si alguien en tu familia sabe tocar algún instrumento, llévalos a visitar enfermos y a cantar con ellos. Verás que la respuesta de ellos será tan poderosa que te recordarás más que cualquier regalo navideño.

. Canta villancicos: sí, canta con la familia o con amigos. En muchas ciudades, organizaciones barriales salen a cantar villancicos durante la semana de la Navidad y puedes unírteles aunque no sepas todas las canciones.

. Manifiesta tu gratitud: aunque no sea el mejor año económico para tu familia, o no haya sido un buen año en otros aspectos, recuerda qué es lo que tienes y por qué estás agradecido. La gratitud es un atributo que hace a las personas más felices y más optimistas. No te quedes sin dar gracias en estas fiestas.

. Pon límites: a veces buscamos compensar nuestras ausencias y enojos con los regalos navideños. Pero no es una buena idea. Pon límites a los regalos, a las compras, a los gastos. Si tu familia está atravesando una crisis (de separación o divorcio), los regalos no compensarán nada, en realidad. No se puede tapar con regalos lo que está pasando en casa.

. Pide perdón: ésta es la época para cerrar asuntos pendientes. Para pedir perdón y perdonar. Para dejar los rencores de lado. Ningún vestido nuevo o accesorio brillante te hará ver más bella ni ningún traje te hará ver más guapo  que el hecho de estar en armonía y paz contigo y con los demás. Ese es el mejor ‘look’ que puedes darte en estas fiestas.

. Recuerda qué es lo que realmente importa:  sabes que durante el período de las fiestas (ya sea por estrés o frustración, o depresión) el maltrato infantil aumenta?. En una época en la que deberíamos demostrar nuestros afectos, muchos niños lo único que reciben son palizas y agresiones.  No hay ninguna cosa, regalo, juguete que pueda reemplazar el amor y el afecto de la familia y los amigos.

. Piensa en los demás: no todo el mundo está con ganas de celebrar. Para mucha gente ésta época es bien difícil, y expresarle nuestro apoyo y nuestro afecto puede ser una gran manera de hacer que el espíritu festivo cobre el verdadero sentido.

Comprar, regalar, vestirse de gala, comer rico, es algo sin duda que todos disfrutamos y merecemos hacerlo, pero eso no debería quitarnos el tiempo ni la energía para estar atentos a la situaciones de los otros y para regalar afecto, compañía y comprensión, algo que no se puede conseguir con dinero ni menos con una tarjeta de regalo.

¡Felices Fiestas para todos!

Luciana Lamberto

Tengo el honor de ser la mamá de Emma y Anna, dos maravillosas niñas con las que aprendo todos los días y con las que nos vamos de aventuras en New York City.

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.