La primavera: la temporada ideal para ayudar a tus hijos a combatir la obesidad

Con los índices de obesidad en aumento, la llegada de la primavera y los días cálidos representa una verdadera oportunidad para incentivar a los pequeños a estar activos, en especial a aquellos que tienen sobrepeso.

La doctora Rosa Cataldo, directora del Centro de Salud y Bienestar del Hospital de Niños de la Universidad Stony Brook asegura  que la forma más efectiva de ayudar a los hijos a tener un peso saludable viene de las modificaciones que hacen los papás en el estilo de vida de toda la familia.

La obesidad infantil es un problema serio y que sigue en aumento en Estados Unidos, por lo que los padres deben preocuparse por el peso de sus hijos”, explica la doctora Cataldo. “No estamos hablando de algunos kilos demás, sino de la condición que puede tener un impacto negativo en la salud general del niño”.

Los especialistas del Centro de Salud y Bienestar del Hospital de Niños trabajan con familias para ayudarlas a planear las comidas semanales, a aprender a leer las etiquetas de productos alimenticios, a adaptar recetas para hacerlas más saludables y a tomar mejores decisiones respecto a la comida. También ofrece actividad física para todas las familias y programas de ejercicios para niños con sobrepeso.

Con la llegada de la primavera, la doctora Cataldo hace un llamado a los padres y a las familias para aprovechar el clima cálido y ponerse activas a través de estas opciones:

 

1. Aprovechen el aire libre: cuando estamos al aire libre la actividad física pareciera que ocurre sin tanto esfuerzo. Andar en bicicleta, jugar al fútbol, correr en el playground o salir a hacer una caminata en familia son formas de estar activos y que no requieren de demasiada planeación. Los especialistas recomiendan usar los dispositivos que miden la actividad física e intentar llegar a, al menos, 10.000 pasos por día.

2. Manténganse hidratados: es clave tomar agua durante todo el día para estar hidratados y activos. También es importante evitar el consumo de jugos, bebidas azucaradas y sodas.

3. Escojan productos frescos: esta es la temporada perfecta para acceder a productos frescos. Una forma es acercarse a las granjas locales o a los mercados de granjeros para comprar vegetales y frutas de estación. También las familias pueden inscribirse en programas por los que reciben un delivery semanal de productos frescos de la región a cambio de un pago mensual, y de esa manera apoyan la economía local y comen en forma más saludable, con alimentos que vienen frescos desde granjas cercanas.

4. Lean las etiquetas: leer las etiquetas de los alimentos envasados es algo que debemos hacer durante todo el año, no importa si es primavero o invierno. Si el azúcar aparece entre los primeros tres ingredientes, significa que los niveles son realmente altos y es mejor no comprar ese producto. Otra recomendación es no consumir productos cuya lista de ingredientes es larga y con nombres complicados de pronunciar. Lo mejor es consumir productos frescos o con 2 o 3 ingredientes simples.

La doctora Cataldo recuerda que lo importante es ayudar a los chicos a tener un pesos saludable, porque la mayoría de los niños obesos se convierten en adultos obesos, que tienen más riesgos de sufrir enfermedades serias a lo largo de su vida.

Los papás podemos ser no sólo quienes cambiemos ese futuro poco saludable, sino los que demos el ejemplo a la hora de comer bien y de estar activos, al aire libre y tomando decisiones para una vida más saludable.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.