“Manual de instrucciones” para comprender a un niño

Qué fácil sería si tuviéramos un manual de padres
Qué fácil sería si tuviéramos un manual de padres. Compartimos el nuestro contigo.

¡Qué difícil es criar y educar a un hijo!  Y es que la aventura de ser padres la emprendemos sin un manual de instrucciones bajo el brazo que nos ofrezca las orientaciones infalibles para salir de los apuros con los más pequeños. Es la experiencia diaria con nuestros hijos la que nos va enseñando progresivamente la compleja tarea de criar y educar.

En este artículo quiero compartir contigo lo que he ido aprendiendo de mis pequeños maestros: mis hijos y mis alumnos, lecciones que me que me han ayudado a comprender mejor a los niños y que quizás a ti también te puedan servir:

  1. Los niños son pura actividad y cuanto más cansado estés tú, más energía parecerá que tienen (si están muy parados es que algo les pasa). Si no los tienes al alcance de tu vista y están calladitos seguramente estén haciendo algo.
  2. Sus asuntos para ellos son sumamente importantes, así que escúchalos con atención. Si no lo haces, probablemente cuando sean mayores no te contarán nada ni querrán escuchar lo que tú les digas.
  3. Aprenden como esponjas, especialmente por imitación. Dales ejemplo.
  4. Los niños no soportan que les mientan, los comparen con otros, no confíen en ellos o no les den cariño.
  5. De todas las órdenes seguidas que les des, probablemente solo ejecuten la última que han escuchado.
  6. Les cuesta aceptar un no como respuesta, son insistentes, impacientes y persuasivos. Como quieran algo no pararán hasta conseguirlo.
  7. Te van a querer infinitamente, pero no los decepciones y siempre cumple tus promesas porque de lo contrario les harás mucho daño.
  8. Tienen bastante sentido del humor.
  9. Suelen ser sinceros y espontáneos, pero mentirán para ocultarte algo que no debían haber dicho o hecho. Enséñales a ser honestos.
  10. Su curiosidad es insaciable. Responde a sus preguntas.
  11. Son creativos por naturaleza, aman la música y la pintura. Dales herramientas para que jueguen e inventen.
  12. El juego es su principal medio y recurso de diversión y aprendizaje. Si quieres que aprendan algo, enséñaselo lúdicamente.
  13. Cuando son muy pequeños creen en la magia y en la fantasía y les cuesta distinguir lo real de lo irreal.
  14. Les encanta ayudar, especialmente a los adultos. Dales pequeñas responsabilidades acordes a su edad y así favorecerás su autonomía.
  15. Al principio son egocéntricos y les cuesta compartir. Lo suyo es suyo y lo tuyo es suyo también. La madurez, relacionarse con sus semejantes y tu ejemplo les enseñará a ser generosos.
  16. Tener una conversación con un niño pequeño es algo sorprendente. Su espontaneidad y sus respuestas, que a veces no tendrán nada que ver con tus preguntas, te harán sonreír.
  17. La televisión y las tablets ejercen un poder hipnótico sobre ellos. Ofréceles alternativas como cuentos, juegos de mesa, etc.
  18. Los postres son sus comidas preferidas.
  19. De chiquititos les encanta que los halagues públicamente, pero conforme van creciendo les da vergüenza que lo hagas. Respeta eso.
  20. Su concepto del tiempo es singular. Ellos viven el presente y no hacen planes de futuro.
  21. Si les metes prisas para que hagan algo, probablemente se bloqueen y lo hagan el doble de lento de lo que lo hacían al principio.
  22. Pedirle a un niño que no se manche o que no arme jaleo con su grupo de amiguitos es como pedirle a un alérgico en plena primavera que no estornude.
  23. Tienen memoria selectiva. Se acuerdan especialmente de lo que les interesa como por ejemplo del regalo que les prometiste hace varios días.
  24. Los niños no entienden por qué les pedimos que se adapten a nuestras necesidades. ¡Lógico, ha de ser al revés siempre!
  25. No tienen maldad. Su mente es inocente, libre de prejuicios y estereotipos. Esfuérzate por inculcarle valores que les ayuden a ser buenas personas y predica siempre con el buen ejemplo.
  26. Viajar con niños implica desplegar un dispositivo de medios. Hazte a la idea de que tu maletero se inundará de enseres, ropa, artilugios, etc. de tus hijos.
  27. No les hables como si fueran adultos, pero tampoco utilices un lenguaje de bebé. Adáptate a su nivel madurativo.
  28. Las leyes de Murphy y los niños van de la mano: se mancharán en el momento más inoportuno, querrán ir al baño cuando más prisa tengas por salir, etc.
  29. Se sienten magnéticamente atraídos por aquello que está prohibido. Así que si quieres conseguir que no hagan algo, pídeselo en sentido positivo o desvíales la atención hacia otra cosa.
  30. Los niños necesitan un equilibrio entre amor y disciplina. Dales mucho cariño y favorece su autonomía, pero también ponles límites.
  31. Para ellos el valor de la amistad es sumamente importante.
  32. Una mascota puede llegar a ser su amigo del alma.
  33. Se dan cuenta de todo. Mantenlos al margen de tus problemas y discusiones para que no sufran.
  34. Lo que para ti es un caos para ellos es el orden y equilibrio zen: juguetes por el suelo, ropa encima de la cama. Ten paciencia.
  35. Los niños necesitan rutinas para aprender a organizar su día a día (rutina de aseo, alimentación, higiene, sueño…).
  36. Los regalos que más ilusión les hacen: tu sonrisa, abrazos, palabras de cariño, el tiempo de calidad que puedas dedicarles, tu sinceridad, tu confianza en ellos, etc.

¿Tú qué añadirías? Compártelo con nosotros.

mm
Vanessa Rodríguez

Vanessa Rodríguez es una mamá española de dos hijos, maestra de Educación Infantil y Primaria, licenciada en Pedagogía y titulada como formadora de formadores. Las áreas relacionadas con las dinámicas de relación personales infantiles, TICs aplicadas a la Educación, convivencia escolar, didáctica del juego infantil, educación para la salud, tutorización profesional en el prácticum de estudiantes universitarios (Infantil y Primaria) y creación de blogs educativos con Blogger, son parte de su formación permanente. Le apasionan los temas relacionados con la educación emocional infantil, la creatividad y el juego, las escuelas de padres, las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación aplicadas a la Educación, el mundo de los cuentos infantiles y la lectoescritura, entre otros. En la actualidad trabaja como docente en un colegio público de Andalucía y comparte sus experiencias sobre educación y crianza en Piccolo Universe desde la perspectiva de madre y maestra.

4 Comments
  1. Tengo 3 anos de edad mental atrapados en un cuerpo de 55 anos, como hago para dejar de ser invisible y volver a reir y jugar?????………… Besitos, Fede

  2. Tengo 2 hijos uno de 7 años y otro de 3 añitos, soy maestra de telesecundaria y me quedo el dicho” lo que en la calle no puedes ver en la casa lo has de tener”, mi niño mayor es muy enojon, es listo pero discutimos muy seguido, por que no le gusta hacer tarea, recoger sus zapatos, etc. y es muy enojon quiciera un poco de ayuda, para que mi hijo no se enoje conmigo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.