Problemas de aprendizaje y de conducta: algunas de las consecuencias de que los chicos no duerman lo suficiente

Poner a los niños a dormir temprano es una lucha diaria en la mayoría de los hogares, pero la rutina de sueño de los niños es vital para su sano desarrollo.

Un estudio publicado esta semana muestra cómo niños de 3 a 7 años que no duermen lo suficiente son más propensos a tener problemas  de atención, control emocional y más dificultades en las relaciones con sus compañeros en la mitad de la infancia.

El estudio fue hecho por pediatras del Hospital General de Massachusetts y difundido en el journal de la Academia de Pediatras, en su versión digital.

El estudio encontró diferencias significativas en las respuestas de padres y profesores a las encuestas sobre la función ejecutiva -que incluye atención, memoria, razonamiento y resolución de problemas- y problemas de comportamiento en niños de 7 años dependiendo de cuántas horas durmieron regularmente cuando eran más pequeños.

“Encontramos que los niños que no duermen la cantidad de horas recomendadas por edad  de en sus años  preescolares  y en edad escolar tienen un mayor riesgo de una mala función neurocomportamental alrededor de los 7 años”, explicó  Elsie Taveras, MD, MPH, jefe de Pediatría General en el Hospital de Massachusetts.  

Al igual que en estudios previos que analizan el papel del sueño en varias áreas de la salud infantil, el presente estudio analizó los datos del Proyecto Viva, una investigación a largo plazo de los efectos de varios factores durante el embarazo y después del nacimiento.

La información utilizada en este estudio se recopiló a través de entrevistas personales a madres  cuando sus hijos tenían alrededor de 6 meses, 3 años y 7 años, y de cuestionarios completados cuando los niños tenían edades 1, 2, 4, 5 y 6.

Además , las madres y los maestros recibieron instrumentos de encuesta que evaluaban la función ejecutiva y los problemas de comportamiento de cada niño, incluidos los síntomas emocionales y los problemas con la conducta o las relaciones entre compañeros, cuando los niños tenían alrededor de 7 años.


Entre los 1.046 niños inscritos en el Proyecto Viva, el equipo del estudio determinó cuáles eran los niños que  no recibían la cantidad recomendada de sueño en categorías de edad específicas – 12 horas o más en edades de 6 meses a 2 años, 11 horas o más a edades de 3 a 4 años  y  10 horas o más a los 5 a 7 años.

Los niños que vivían en hogares con ingresos familiares más bajos y cuyas madres tenían niveles de educación más bajos tenían más probabilidades de dormir menos de nueve horas entre las edades de 5 a 7. Otros factores asociados con el sueño insuficiente incluyen más televisión, un mayor índice de masa corporal y ser africano Americano.

“Nuestros estudios previos han examinado el papel del sueño insuficiente en los problemas de salud crónicos, como por ejemplo la obesidad, tanto en las madres como en los niños”, explicó Taveras, profesora de Pediatría de la Harvard Medical School (HMS).

“Los resultados de este nuevo estudio indican que la  forma en la que dormir mal o pocas horas puede conducir a estos resultados de la enfermedad crónica es por sus efectos sobre la inhibición, la impulsividad y otros comportamientos que pueden conducir al consumo excesivo de alimentos ricos en calorías. Lo importante ahora es estudiar los efectos a largo plazo del mal sueño sobre la salud y el desarrollo a medida que los niños entran en la adolescencia, lo cual ya está en marcha a través del Proyecto Viva “.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.